En los últimos 2 años todas las familias mexicanas han pasado por diversos problemas socioemocionales debido a que la pandemia por COVID-19 ha tenido diversos efectos en las personas y nos hemos adaptado a una nueva realidad, sin embargo, los niños no han sido ajenos a ésta crisis, su desarrollo socioemocional también es importante y se han visto rodeados de un constante cambio en sus vidas también.

De acuerdo al enfoque de Educación en Emergencias de UNICEF, entre los factores que vulneran al desarrollo socioemocional en la infancia en situaciones de crisis son:

  • La edad, el género, alguna condición de discapacidad o etnia.
  • Su posibilidad de comprensión de lo que ocurre (relacionada con su edad y maduración).
  • Las reacciones que tengan sus cuidadores primarios y adultos cercanos.
  • Los daños en su entorno, que ponen en riesgo su protección y seguridad.
  • Están más expuestos a la desnutrición y a las enfermedades respiratorias, infecciosas y gastrointestinales.
  • Los programas dirigidos para la primera infancia y las redes de apoyo y familiares suelen interrumpirse en los momentos de crisis, agravando su vulnerabilidad.

La crisis causada por la pandemia está teniendo un efecto en la infancia de todos los niños, debido a que el estrés generado por la pandemia y por consecuencia el encierro, crean alteraciones en el cerebro, por lo que en esta etapa de la vida se refleja en afectaciones a la salud, la adaptación y el aprendizaje de niñas y niños.

* JUN 2021

En Un Kilo de Ayuda

Realizamos una encuesta en donde nos dimos cuenta de que el 80% de las familias han visto disminuido su ingreso o perdió su empleo o negocio, además de ello en 8 de cada 10 hogares tiene únicamente 3 o menos libros infantiles en el hogar y que las familias dedican poco tiempo a la semana al juego y el aprendizaje de sus hijos. Es por esto que en estados como Sinaloa y el Estado de México se ha iniciado un proyecto de rescate emocional que impulsa y capacita a facilitadores y comisionadas para fortalecer sus capacidades para el rescate emocional en adultos y niños.

10 Tips de desarrollo socioemocional

La pandemia ha causado un cambio radical en el desarrollo socioemocional de las personas, especialmente en los niños expuestos a un estrés causado por el encierro, angustia y aburrimiento, es por eso que les compartimos 10 consejos prácticos y positivos para interactuar con ellos.

  1. Acompañar a niñas y niños en duelo les ayudará a comprender cómo sobrellevar una pérdida y a ser resilientes en momentos difíciles.
  2. El sueño es clave para mantenernos saludables y para que los niños se desarrollen adecuadamente. La falta de sueño perjudica su atención, memoria, capacidad de reacción y estado emocional.
  3. Estos momentos en los que aún estamos en casa, son una buena oportunidad para repartir las tareas domésticas entre los miembros de la familia.
  4. El amor es fundamental para seguir adelante en la adversidad.
  5. ¡Apaga las pantallas! Es importante que compartas tiempo de calidad con tus hijos: cocinen juntos, lean, canten, jueguen y realicen las tareas del hogar.
  6. La exposición a la música en la infancia contribuye al desarrollo del lenguaje, habilidades de escucha, coordinación, desarrollo emocional e incluso habilidades sociales.
  7. El juego tiene un rol fundamental en desarrollar, fomentar y promover las habilidades motrices, cognitivas, etc. El juego es la manera favorita que tiene nuestro cerebro para aprender.
  8. La presencia de una figura parental es fundamental durante eventos traumáticos y estresantes.
  9. Practicar la socialización a distancia (no el distanciamiento social). La conexión social es fundamental para el desarrollo y bienestar.
  10. No dejes de reconfortar a los niños sobre su seguridad y la de sus seres queridos. promover actividades de autocontención (por ejemplo: ejercicio, respiración, meditación y rutinas).

Cuando trabajamos en los primeros años de vida, permitimos a un niño enfrentarse a más y mejores oportunidades para convertirse en la persona que está destinada a ser.

¡Únete al despertar la esperanza!