PIDEN A NUEVO GOBIERNO Y LEGISLADORES FORTALECER COMPROMISOS PARA QUE MÉXICO SEA UN PAÍS AMIGO DE LA LACTANCIA MATERNA

• La lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida puede prevenir entre 12 y 13 % de las muertes de niños menores de 5 años.

• La falta de acciones de promoción de esta práctica tiene un impacto directo en la economía de las familias mexicanas y del país, que se estiman entre $745.6 y $ 2,416.5 millones de dólares anuales.

 

Ciudad de México, 3 de octubre de 2018 – Organizaciones de la sociedad civil, academia, organismos internacionales y legisladores llevaron a cabo esta mañana el 6º Foro Nacional de Lactancia Materna: La transformación empieza con la lactancia, el cual busca impulsar el compromiso del nuevo gobierno y del Poder Legislativo a favor de la promoción y el apoyo a esta práctica, que es central para el desarrollo, la economía y la productividad del país.

Durante el 6º Foro Nacional de Lactancia Materna se presentaron estudios con recomendaciones puntuales de política pública que tienen como objetivo fortalecer la Estrategia Nacional de Lactancia Materna, entre ellas etiquetar los fondos necesarios para su adecuada operación.

La evidencia científica indica que la lactancia materna tiene múltiples beneficios para la salud física y emocional, tanto de los bebés como de sus madres. Sin embargo, sólo el 50% de los recién nacidos en México reciben leche materna en su primera hora de vida y sólo el 31% son alimentados con lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad (ENIM 2015).

Amamantar durante la primera hora de vida puede prevenir hasta 22% de muertes neonatales (PEDIATRICS 2006) y la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de edad puede prevenir entre 12 y 13 % de las muertes de niñas y niños menores de 5 años (THE LANCET 2008). Iniciar la lactancia inmediatamente después del parto reduce el riesgo de hemorragia posparto, la principal causa de muerte materna en México.

También disminuye el riesgo de diabetes tipo 2, el cáncer de mama, útero y ovario, la hipertensión y los ataques cardiacos, así como la depresión postparto en las madres. Pero los beneficios de la lactancia materna no se limitan a una mejor salud y nutrición, estudios indican que esta práctica es central para el desarrollo, la economía y la productividad del país.

Los bebés alimentados con leche materna obtienen mejores resultados en pruebas de desarrollo cognitivo y motor, mejor desempeño escolar y un coeficiente intelectual más elevado. Al llegar a la edad adulta, estos niños tienen ingresos superiores con respecto a los alimentados con fórmula infantil, lo que tiene un impacto directo en la movilidad social.

La falta de acciones de promoción, protección y apoyo a la práctica de la lactancia materna tiene también un impacto directo en la economía de las familias mexicanas.

El gasto promedio por la compra de fórmula infantil es de $3,258.00 pesos mensuales, 122% de un salario mínimo equivalente a $2,520.00 pesos al mes. Adicionalmente, la alimentación con fórmula incrementa el riesgo de enfermedad, lo cual incrementa el costo del cuidado de la salud (PEDIATRÍA DE MÉXICO 2010).

Para el país, los costos derivados de prácticas inadecuadas de lactancia materna asociados a infecciones, enfermedades y síndrome de muerte súbita de niñas y niños se estiman entre $745.6 y $ 2,416.5 millones de dólares anuales. En el caso de las madres, los costos por diabetes tipo 2, cáncer de mama y ovario, infartos e hipertensión ascienden a $561.94 (COLCHERO A, CONTRERAS-LOYA D, LOPEZ-GATELL H, AND GONZÁLEZ DE COSÍO T).

Ante tales evidencias, las organizaciones de la sociedad civil, academia y organismos internacionales co-convocantes al 6º Foro Nacional de Lactancia Materna exhortan al gobierno electo y a los legisladores a comprometer las acciones que desde cada una de sus posiciones les corresponda llevar a cabo, con la finalidad de impulsar la práctica de la lactancia materna en beneficio de la Primera Infancia, de las madres y del país.