En Un Kilo de Ayuda, organización mexicana con 35 años de experiencia, buscamos el crecimiento óptimo de los niños mejorando su desarrollo cognitivo y socioemocional.  Por ello presentamos el programa de apadrinamiento para despertar la esperanza en los niños de México.

¿Por qué impulsar el Desarrollo Infantil Temprano?

Porque de los 0 a los 5 años es una ventana de oportunidad única en donde el cuidado, la atención a la salud, nutrición, estimulación y afecto son fundamentales y tendrán efecto hasta la vida adulta. 

¿Por qué unirse al programa de apadrinamiento de Un Kilo de Ayuda?

El apadrinamiento es una forma de colaboración que vincula personas que tienen el deseo de ayudar con población infantil que requiere despertar la esperanza para aspirar a un mejor futuro.

Al inscribirte en el programa podrás realizar aportaciones recurrentes que además de beneficiar a 20,000 niñas y niños menores de 5 años, estarás ayudando también a sus familias y al progreso de la comunidad en la que viven.

¿Quién recibe mi aportación?

Niñas y niños de comunidades rurales en Chiapas, Estado de México, Oaxaca, Sinaloa y Yucatán.

¿Cuál es el monto que puedo aportar?

¡Tú decides la cantidad! Brindar mensualmente atención integral a un niño tiene un costo de $411; cada peso que recibimos va sumando para lograr atender a  los 20,000 niños que forman parte de nuestros programas.

¿Cuánto tiempo dura el apadrinamiento?

Cualquier periodo que el padrino esté activo será de gran ayuda para contribuir con el óptimo crecimiento de los niños y niñas.

¿Qué garantías de transparencia me da Un Kilo de Ayuda?

¿Es seguro dar mis datos?

Tus datos están protegidos. Puedes consultar nuestro Aviso de Privacidad en https://www.unkilodeayuda.org.mx/aviso-de-privacidad/

¿Cómo puedo convertirme en Padrino de Un Kilo de Ayuda?

Puedes escribirnos a padrinos@unkilodeayuda.org.mx o al 55 31 86 76 02

¡Recuerda que tu donativo es deducible de impuestos! 

Cuando trabajamos en los primeros años de vida, permitimos a un niño enfrentarse a más y mejores oportunidades para convertirse en la persona que está destinada a ser.

¡Conviértete en Padrino! Y juntos despertemos la esperanza.