Un Kilo de Ayuda informa las acciones con las que contribuyó para el desarrollo  de la niñez en México, a lo largo del año.

Situación de la Niñez

Ocho de cada diez familias inscritas en el padrón de Un Kilo de Ayuda vieron reducido su ingreso y padecen algún grado de inseguridad alimentaria. En la misma proporción de hogares no existen suficientes libros infantiles que permitan la estimulación y el aprendizaje. La posibilidad de tener momentos de juego para que los niños puedan aprender a manejar las emociones se vió mermada en casi el 50% de la población atendida.

Esto significa que más de 20,000 niñas y niños entre 0 y 5 años, han sido afectados por una carente nutrición y ambientes adecuados para su desarrollo infantil.

Comunicación Comunitaria

Se estableció un canal de comunicación vía WhatsApp de más de 200 consejos,  con una campaña permanente de salud preventiva frente a la COVID-19, a través de cápsulas educativas, mensajes y recordatorios sobre las medidas de seguridad e higiene durante las mediciones de los niños en todas las comunidades y la edición de 9 Guiones Comunitarios enviados a las familias para generar competencias en los padres y cuidadores a través de temas vinculados con el cuidado de la salud (vitaminas, semanas nacionales de vacunación), la alimentación saludable y la estimulación oportuna incluyendo el Rescate Emocional, tan necesario para la estabilidad emocional en menores y sus mamás, papás o cuidadores principales.

Conflictos Sociales

Durante el mes de julio mujeres, niñas, niños y adolescentes entre 0 y 17 años en condiciones de vulnerabilidad de los municipios de Pantelhó, Chenalhó y Simojovel, fueron desplazadas por conflictos sociales en los Altos de Chiapas.

Tomando todas las precauciones necesarias de seguridad, el equipo operativo del Centro para el Desarrollo Infantil de San Cristóbal de las Casas de Un Kilo de Ayuda acudió para conocer la situación y poder levantar un censo de las necesidades de las familias. La organización agradece el abasto especial a diferentes aliados por el envío de agua embotellada, pañales, alimento y colchonetas, para aminorar los efectos de esta situación en la niñez. Los donativos fueron entregados en Pantelhó a 216 familias y 261 niños y en Chenalhó a 43 familias con 58 niños.

Rescate Emocional

Además de los conflictos sociales, las consecuencias de la pandemia por la COVID-19 ha generado en las familias un panorama de incertidumbre, miedo y tristeza. Estas condiciones post-traumáticas perjudican a la población tanto en su salud como en su comportamiento, por ello utilizamos la estrategia de rescate emocional a través del juego para que adultos y niños puedan expresar sus emociones y generar capacidades de resiliencia, ya que los más pequeños necesitan jugar mucho para acomodar las experiencias que están viviendo.

Los aprendizajes que se obtienen, permiten a los cuidadores principales replicar las actividades de juego en casa para fortalecer los vínculos afectivos con sus hijos y brindar mayor capacidad de recuperación emocional ante los momentos de crisis.

Modelo Integral para el Desarrollo Infantil Temprano (MIDIT)

Un Kilo de Ayuda busca asegurar el crecimiento óptimo de los niños, mejorando su desarrollo cognitivo y socioemocional a través de su Modelo Integral  para el Desarrollo Infantil Temprano MIDIT con una cobertura sostenida de más de 20 mil niños.

Durante 2021, se realizaron mediciones antropométricas de peso y talla/longitud para evaluar el estado de nutrición de los niños, además de la cuantificación de hemoglobina en sangre capilar para la detección oportuna de anemia ferropénica.

Los resultados preliminares a lo largo del 2021 reflejan un aumento en la prevalencia de baja talla así como en anemia, mientras se observa una reducción de la obesidad, estos resultados están influenciados por la inseguridad alimentaria y el acceso a servicios de salud para la infancia de cada región. 

A pesar de las condiciones adversas por la pandemia, conflictos sociales y afectaciones climáticas en las comunidades; Un Kilo de Ayuda continúa haciendo historia con la transformación de la vida de miles de niñas y niños.  

Cuarenta y seis colaboradores operando diariamente y recorriendo más de 480,000 km anuales para llegar a donde la niñez lo solicite. Finalmente, con orgullo Un Kilo de Ayuda presenta la nueva identidad alineada a su discurso por trabajar en favor del desarrollo infantil temprano.